Mentality

Foto via clutchpoints.com
Compártelo ya grumete!

¿Recordáis la Super bowl LI de 2017 que enfrentó a los New England Patriots y los Atlanta Falcons verdad? ¿La del 28 – 3 a falta de poco más de un cuarto y que los New England de la Mano de Brady remontaron para conquistar el Lombardi por 28 – 34? Pues es el claro ejemplo de lo que os quiero explicar en este artículo.

Se trata de la mentalidad ganadora, un don que tienen pocos jugadores o entrenadores que hacen que todo un conjunto (roster y afición) sientan que aún no está todo perdido y se puede levantar. En dicha Super bowl un servidor siendo fan de los Buccaneers estuvo a punto de irse a la cama a la media parte con tal de no ver a los Falcons levantar el trofeo bañados en confeti, por surte no lo hice y pude ver la mayor gesta de los últimos años en este deporte que amamos todos.

Pero toda luz provoca una sombra tras de sí que la hace más larga y espesa que la propia luz y en este caso es la mentalidad perdedora. Como fan de Bucs, de esto sé un rato, esa sensación de ir ganando con un partido más o menos controlado y que una acción, un momento te lo invierte todo y no eres capaz de saber frenar esta caída hacia el fondo del pozo, esa sensación como fan de ir ganando y pensar que nos remontan si cambia el momentum, que un despiste, un pase largo que no paramos, un field goal que nos bloquean, un pick 6, lo que sea, prende la mecha y todo salta por los aires.

Con la llegada de Bruce Arians, se intentó revertir esta tendencia perdedora con un Head Coach contrastado, de la confianza de Jason Licht. Bruce es un hombre que ha luchado mocho en la vida, que sabe lo que cuesta acertar y sabe lo difícil que es salir de una situación negativa. Recuerdo que durante esa post season de habló de traer un HC joven, de College, con una mentalidad fresca y energía para empezar un proyecto nuevo, Empezar de nuevo otra vez. Probablemente era una buena opción, nunca lo sabremos con certeza, pero al final se optó por lo seguro, un HC con ese carácter que se hace respetar y que todo líder de grupo necesita pera que le sigan a las duras y a las maduras. Con su llegada se abrían otras dudas, ¿es Jameis un QB con mentalidad ganadora?

Foto vía ESPN.com
Foto: via ESPN.com

La respuesta no la tengo clara, le veo cosas de ganador, pero tiene tanta oscuridad que cuesta que la luz la atraviese. Se le dio una oportunidad y el resultado ya lo sabéis, Winston out & Brady In. ¡Ahora sí que sí, este sí que sabe de mentalidad ganadora! Si con Arians y Winston ya se apreció cierto cambio de mentalidad de ir a por el partido (Juego más intenso, defensa agresiva, challenge a cascoporro), con la combinación Arians y Brady esto tiene que cambiar sí o sí.

Con las fotos de la firma de Brady ya empezamos a notar esa aura de que este año vamos a vivirlo con una intensidad muy fuera de lo que estamos acostumbrados, que habrá muchos focos puestos en nuestro equipo, que los objetivos hay que buscarlos mas arriba de lo normal. En una temporada tan extraña e incierta sin pretemporada, con muchas limitaciones en los entrenamientos y con tantos cambios, lo lógico o prudente sería el hacer lo que se pueda y aprovechar esta temporada para ir engranando y cogiendo la química necesaria para una temporada de ensueño, pero seamos realistas, si tenemos dos temporadas de Brady (probablemente sus dos últimas temporadas) no puedes perder ni un snap de goce.

Con lo que llevamos de temporada ya hemos observado varias claves para creer en que ha habido cambio y de que manera. En la Week 1 Brady quiso mostrar quien manda y a quien hay que seguir anotando un TD de carrera (el primero de la temporada), mostro que es su equipo y que si le ayudan esto marchará viento en popa. Evidentemente hubo sombras, pero para un equipo con cambios tan significativos en el roster y sin pretemporada contra Saints es lo mínimo esperable.

La Week 2 y 3 se empezó como un trueno y en la primera mitad ya estaba el partido resuelto, pero eso no es suficiente para unos aficionados tan castigados por tantos años de disgustos y al primer contratiempo nos venimos abajo y empezaron los miedos. Las costumbres cuestan de cambiar y se notó que el equipo tubo dudas y se complicaron más de lo debido, pero por suerte, Brady y sobre todo la defensa consiguieron que el equipo levantara la cabeza y sellara el partido, y con ello permitiera a los seguidores españoles tener la suficiente confianza como para no trasnochar para ver la segunda mitad del partido. Es una sensación extraña, desconocida para muchos, pero muy agradable la de irte a dormir pensando que el partido está sellado y que el equipo va a saber gestionarlo para no tener sorpresas.

La Week 4 (se puede considerar como nuestra pretemporada de 4 partidos) tuvimos la muestra final de que este equipo ha cambiado, que todos los que seguimos al equipo hemos cambiado y que tras una primera parte bastante desastrosa te vas al descanso creyendo que se puede, que este equipo puede darle la vuelta a un equipo como Chargers, que Brady conoce la tecla que cambia el animo y la ambición del roster, que este equipo a en esta Week 4 sería capaz de vencerle a los Saints con los que palmemos en la Week 1 y que el ascenso de nivel e intensidad no hace más que crecer.

En definitiva, la mentalidad ganadora es capaz de conseguir las gestas mas épicas del deporte y si lo rodeas con un equipo que cree en ti y tiene un talento evidente, el cielo es el límite. Si un virus no te lo tira todo por el suelo, veremos hasta cuando dura esta mentalidad reflejada en victorias, yo, seguiré sobre reaccionando y cargándome las pilas con esta luz tan intensa mientras el equipo me lo permita, ya tendremos tiempo de volver a las sombras.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario