La multiplicación del salary cap

Escucha este artículo grumete.
Compártelo ya grumete!

Tras haber ganado (y muy merecidamente, dicho sea de paso) la SuperBowl LV, los Tampa Bay Buccaneers se enfrentaban a un gran reto de cara a la nueva temporada: una buena parte de los jugadores más importantes en la consecución del título habían terminado su relación contractual con el equipo.

Ese reto sobrevolaba incluso durante la celebración y, así, todos vimos como Bruce Arians tomaba el micrófono para decir a Godwin, Lavonte y Barrett: “Your ass ain’t going nowhere”. La intención era admirable, pero los números no daban.

Godwin terminaba su contrato rookie, con lo que la diferencia de sueldo iba a ser brutal, Barrett quería un contrato multianual, que tampoco iba a ser barato, y había que pensar en traer de vuelta al propio Lavonte, a Suh, a Gronkoswki, a Succop, y a un puñado de jugadores que, sin ser titulares, habían tenido un buen impacto en el juego del equipo: Nuñez-Roches, Kevin Minter, Aaron Stinnie…Y los números no daban.

A la revalorización que tiene un jugador campeón, se unía una bajada del salary cap en toda la NFL, a consecuencia del Covid, y que el pago de los incentivos por ganar el Lombardi repercutían contra el cap de 2021. O sea, había que pagar más que nunca en el momento en el que había menos dinero disponible.

Lavonte se ríe tras oir la frase de Bruce Arians. (Foto: captura de NFL Network)

Mucho “Your ass ain’t going nowhere”, pero los números no daban: a 8 de marzo, el cap disponible para renovar o fichar era de apenas 19 millones de dólares.

Cómo se computa un contrato contra el salary cap.

Antes de examinar los movimientos en la agencia libre, (y por si no estáis familiarizados con el tema) voy a explicar brevemente cómo impactan en el cap de un equipo las diferentes partidas económicas que hay en un contrato. Hay unos cuantos conceptos a tener en cuenta:

Salario base: El importe del salario base impacta al 100% contra el salary cap del equipo y el jugador lo cobra dividido en 17 partes (una por cada semana de la temporada regular).

Signing bonus: Este bonus es cobrado íntegramente por el jugador a la firma del contrato, pero su impacto contra el cap se prorratea entre el número de años por los que firma el jugador, hasta un máximo de 5.

Roster bonus: el jugador lo cobra si a una determinada fecha está en el roster del equipo. Repercute al 100% contra el cap del año en que se cobra.

Otros bonus: son cantidades que se pagan por los más diversos motivos: por participar en los training camps, por formar parte de los jugadores activos en los partidos, por objetivos, que pueden considerarse “conseguibles” (Mike Evans consigue 1000 yardas) o “no tan conseguibles” (Donovan Smith no permite ningún sack). Todos, excepto el bonus por objetivos “no tan conseguibles”, impactan contra el cap del año en que se fijan.

Dinero garantizado: es el dinero que el jugador se asegura de cobrar en cualquier circunstancia. Que una parte de contrato de un jugador sea garantizado no influye en el cap, con una excepción: los bonus que estén garantizados, se prorratean como los signing bonus.

Dinero muerto: es el dinero garantizado que el equipo debe a un jugador que ya no está en el equipo. Repercute contra el cap del año al que corresponda según sea salario o bonus.

Y un último detalle: para ver si se cumple con el límite del salary cap, se suman los contratos de los 51 jugadores con mayor impacto contra el cap más el dinero muerto.

Los movimientos de los Bucs en la Agencia Libre.

Lo primero que hicieron los Bucs fue extender el contrato de 4 jugadores sobre los que tenían derechos exclusivos a razón de 850.000 dólares cada uno y aplicar la franchise tag a Chris Godwin por casi 16 millones. Estupendo: la agencia libre no había comenzado aún y el cap disponible se acercaba a 0. Lo de “keep the band together” se antojaba imposible.

Chris Godwin en la celebración de la SuperBowl (Foto: Cliff Welch/Icon Sportswire)

La primera sorpresa saltó con la renovación de Lavonte David: dos años de contrato por un total de 25 millones y un impacto en el cap de 2021 de 3.360.000 dólares. Espera, ¿qué? ¿cómo? ¿A quién van a cortar, entonces? ¿Y cómo que menos de 3,5 millones de cap?

Pues sí. Como lo leéis, renovado, menos de 3,5 de impacto en el cap y sin cortar a nadie. Y es que no contábamos con la magia de (mirad la foto de encabezamiento) Jason Licht y de Mike Greenberg . Y quien dice magia, dice, para comenzar, un cambio radical en la filosofía de la franquicia: durante la gerencia de Licht, los Buccaneers han pagado a los jugadores evitando los signing bonus. Se utilizaban los salarios garantizados y los roster bonus. En la práctica, eso significaba que, si era necesario, se podía cortar sin problemas a un jugador después de un par de años en el equipo, puesto que ese movimiento no iba a dejar dinero muerto.

Pues bien, eso se ha acabado. La ventana de éxito está ahí y no se puede dejar escapar.

El cambio de filosofía.

El historial de los contratos de Lavonte David con el equipo ilustra muy bien este cambio:

Su primer contrato es el rookie. Los contratos de rookie son por cuatro años, por un importe comparativamente bajo y el equipo va a mantener al jugador en el roster aunque sea como suplente barato, por lo que no tiene mayor importancia dar bonos que se prorratean. El contrato es de un total de 3.471.732 dólares, divididos en 2.381.826 en salario base, 964.896 en signing bonus y 125.000 en el último año si acude los entrenamientos. El impacto en el cap de cada año quedaría así:

AñoSalario
Base
Signing
Bonus
Workout
Bonus
Salario
Garantizado
Impacto
en el Cap
2012390.000241.22400631.224
2013547.806241.2240399.000789.030
2014705.612241.22400946.836
2015738.418241.224125.00001.104.642
Datos tomados de Overthecap.com

En 2015, y mientras está vigente su primer contrato, Lavonte renueva por 50.250.000 dólares. Aquí ya no hay bonos prorrateados: se pagan 5.000.000 por roster bonus en dos años y se garantiza el salario durante tres y medio. Así, si se hubiera querido, se podría haber cortado al jugador con poco coste en dinero muerto en 2018 y con ninguno en 2019.

AñoSalario
Base
Signing
Bonus
Roster BonusWorkout
Bonus
Salario
Garantizado
Impacto
en el Cap
2015738.418241.2245.000.000125.000738.418$6,104,642
20165.000.00005.000.00005.000.000$10,000,000
20176.000.0000006.000.000$6,000,000
20188.750.0000003.800.000$8,750,000
20199.750.0000000$9,750,000
202010.750.0000000$10,750,000
Datos tomados de Overthecap.com

Pero en el contrato actual, y dada la escasez de cap, se utilizan de nuevo los bonos prorrateados para reducir el impacto salarial: para ello se garantiza el roster bonus y el bonus por estar entre los activos cada partido (un total de 11.425.000) y se establece una diferencia enorme entre el salario base de 2021 y el de 2022. Vamos a ver como sería el impacto en el cap de esta renovación por dos años.

AñoSalario
Base
Roster
Bonus
Per Game
Roster Bonus
Salario
Garantizado
Impacto
en el Cap
20211.075.0003.000.0002.712.5001.075.0006.787.500
202212.500.0003.000.0002.712.5005.000.00018.212.500

Pero habíamos dicho que el impacto de Lavonte en el cap de 2021 era de 3.360.000 y en la tabla aparecen 6.787.500, más del doble. ¿Qué ha pasado?

Pues que ha entrado a jugar la segunda parte de la magia de Licht/Greenberg: han utilizado algo llamado “void years” y que hacía más de diez años que la franquicia no utilizaba. Lavonte ha firmado por cinco temporadas, pero los últimos tres se anulan automáticamente el último día de la Liga de 2022. Es decir, 5 años que realmente son dos. ¿Y para qué? Pues para prorratear los bonus de manera favorable al salary cap más inmediato. Al haber firmado por 5 años,  los 11.425.000 se dividen entre cinco y no entre dos, de manera que el impacto contra el cap es el siguiente:

AñoSalario
Base
Roster
Bonus
Per Game
Roster Bonus
Salario
Garantizado
Impacto
en el Cap
20211.075.0001.200.0001.085.0001.075.0003.360.000
202212.500.0001.200.0001.085.0005.000.00014.785.000
20231.200.0001.085.0002.285.000
20241.200.0001.085.0002.285.000
20251.200.0001.085.0002.285.000
Datos tomados de Overthecap.com

¿Y qué pasa con el cap pendiente cuando llegue el último día de la Liga de 2022? Pues si Lavonte renueva con el equipo (por qué no) ese cap pendiente se sumaría, año a año, al cap que resultara del nuevo contrato. Si no renovara, esos 6.855.000 serían dinero contra el cap de 2023.

En la práctica, los Bucs han diferido dos años el impacto de un tercio del contrato de Lavonte David.

La renovación de Tom Brady.

Licht y Greenberg también han utilizado las renovaciones de contrato para crear cap. Y en el caso de Brady se han utilizado también los “void years”. La CABRA tenía un contrato vigente para la temporada actual por 25 millones de salario base garantizado que iban al completo contra el cap de 2021. Su nuevo contrato es por dos años y 50 millones, es decir, no se ha subido el sueldo: va a cobrar en 2022 lo mismo que cobró en 2020 y que cobrará en 2021. Bueno, puede ganar 4,5 millones más en incentivos, pero se los merece, ¿no?

Lo que sí cambia, y mucho, es la distribución de esos ingresos: el salario base pasa a ser de 10 millones, 20 millones son signing bonus y otros 20 roster bonus garantizado (por lo que se prorratean). Y, al igual que Lavonte, ha firmado 5 años, anulándose los tres últimos automáticamente el último día de la Liga de 2022. Solo un detalle: Si Brady se retirara al acabar 2021, los Bucs recuperarían 16 millones del signing bonus.

Su impacto contra el cap es el siguiente:

AñoSalario
Base
Signing
Bonus
Roster BonusImpacto
en el Cap
20211.075.0004.000.0004.000.0009.075.000
20228.925.0004.000.0004.000.00016.925.000
20234.000.0004.000.0008.000.000
20244.000.0004.000.0008.000.000
20254.000.0004.000.0008.000.000
Datos tomados de Overthecap.com

El juego es el mismo que con Lavonte. Diferir el impacto contra el cap hasta 2022 y 2023. ¿Y por qué? Porque se supone que habrá más cap: en 2022 el público estará en los estadios con normalidad y en 2023 es cuando entra en vigor el nuevo contrato televisivo. Por si no lo sabéis, es de $10.000.000.000 anuales con una duración de 11 años. Más de 310 millones por franquicia y año. Parece que va a haber colchón para absorber el dinero pendiente por los void years.

Resultado de la magia.

Gracias a este juego de renovaciones, reestructuraciones, bonus y void years, a 27 de marzo y tras la renovación de Fournette, los Buccaneers tienen bajo contrato para 2021 a los 25 jugadores titulares de la Superbowl LV (incluidos kicker, punter y long snaper, lol).

(Imagen: Twitter de NFL)

De todos los 29 agentes libres que tenían los Bucs, se ha renovado a 16. Faltarían por renovar, de los que tuvieron un numero de snaps significativo, WR Antonio Brown, QB Blaine Gabbert, CB Ross Crockell, CB Ryan Smiith y TE Antony Auclair y solo han firmado por otros equipos S Andrew Adams y OT Joe Haeg (todos ellos fácilmente sustituibles por elecciones en el draft).

Así que sí: la gerencia ha conseguido que la banda se mantenga junta y que el culo de los jugadores importantes (incluso de los no tan importantes) no se haya ido a ningún sitio distinto de la Bahía de Tampa.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario